Rejuveneciendo mi laptop: batería

Esta es la tercera parte de la serie Rejuveneciendo mi Laptop en la que narro componente por componente, el proyecto en el cual busco darle una nueva vida a mi vieja laptop. Para la tabla de contenido, visita el primer post: Introducción: los problemas.

Batería: la primera danza

Tarde o temprano la batería daría de sí. No recuerdo las fechas exactas pero digamos que para 2015 la batería ya no duraba ni 15 minutos. Decidí comprarle otra batería. En eBay encontré una que se supone era nueva y original de Samsung. La compré y con eso mi laptop volvió a tener vida… temporalmente. Lo de temporalmente era de esperarse; las baterías se desgastan con el tiempo. Lo que no esperaba fue la forma en que se dio.

Antes, un poco de contexto

Primero. En 2017 comencé a vivir en el interior del país (el sur, para los tijuanenses) y, en comparación, con acceso menos diverso y más caro a electrónicos y accesorios, especialmente para una laptop diseñada para venderse en Estados Unidos. Los bazares en línea son diferentes (por ejemplo eBay vs. MercadoLibre) y aún desconozco con exactitud cómo funciona la importación cuando compro algo en el extranjero.

Segundo. Durante ese y algunos años previos batallé con accesorios para teléfonos Samsung. El problema no era la marca de los accesorios en sí, sino las imitaciones que se hacen pasar por originales. La experiencia va más o menos así:

  1. Por tratarse de un producto obsoleto, las piezas no se encuentran en la página de Samsung.
  2. Tanto en línea como en presencial, no hay manera simple y no invasiva de distinguir entre una batería original y una de imitación.
  3. Se adquiere la batería, se carga según las recomendaciones y falla: el teléfono se apaga aún al quedar 5%, 10% o hasta 15% de la carga reportada en pantalla. Estos apagados son duros, no shutdowns.
  4. Los vendedores (al menos en presencial) se muestran abiertos a garantizar el producto y cambiar la batería defectuosa. Sin embargo, tras el cambio y tras fallar de la misma manera, la conclusión es que se trata de un problema con el teléfono. Razonable pero incorrecto. No hay manera de comprobar el defecto de la batería ni de comprobar el funcionamiento del teléfono, más allá de mi palabra contra la tuya.
  5. Debido a esto, no es buena idea conseguir una batería de mayor costo, pues también podría ser de imitación, aunque cara. La única manera confiable es comprar directamente al fabricante. Aquí volvemos al punto #1.

Aclaración: esto no es una denuncia. Para los revendedores tampoco existe una manera simple y no invasiva de distinguir entre una batería original y una de imitación.

En YouTube encontré algunos videos en los que al abrir baterías de imitación se muestra cómo se dan los etiquetados falsos, los rellenados con plástico, la diferencia de materiales, etc. Obviamente esos videos sólo los puedo considerar una pista pues tampoco puedo suponer buen rigor en su análisis. En resumen: comprar baterías con una etiqueta Samsung en un lugar distinto a los oficiales de la marca, se convirtió para mí en algo impredecible y arriesgado.

Ante la imposibilidad de encontrar una batería original confiable opté por atacar el problema desde el punto de vista de la reputación del fabricante. Decidí buscar una batería compatible de otra marca y comprarla directamente. Con esto, evitaría las imitaciones y el fabricante buscaría mantener la buena reputación de su marca.

Para mi teléfono esto funcionó: encontré una batería compatible de la marca RAVPower. Es más cara que los precios de las imitaciones pero más económica que una original. Compré dos baterías directo en su tienda en línea y ambas funcionan bien según lo esperado.

Volviendo a la batería de la laptop

Al principio mencioné que el primer remplazo de batería se dio en 2015 / 2016 con una batería etiquetada como original de Samsung. Con esto, la computadora dejó de ser una pseudo-desktop para ser de nuevo una laptop. Era de esperar que la nueva batería se degradara gradualmente hasta volver a la misma situación.

Sin embargo, un buen día de 2019, ya estando en Guadalajara y a 3 horas de presentar en LinuxCabal, la laptop se apagó de buenas a primeras. Ni siquiera fue un shutdown, sino un apagado duro. La laptop sólo funcionaba con fuente de alimentación. Con la pura batería ya no prendía. La primera pregunta fue si se había dañado la batería o algún componente interno de conmutación de alimentación. Decidí comprar en Mercado Libre una batería usada (250 pesos) sólo con tal de saber si el problema era la batería o el sistema de alimentación.

Afortunadamente resultó ser la batería. Esta batería usada duraba 1 hora, suficiente para algo de comodidad. Sabiendo que era una batería usada, decidí habilitar en el Setup (BIOS) una función para extender la vida de la batería, cargándola sólo al 80% en lugar de completamente.

Battery Life Cycle Extension: 'Enabled' means that the system will charge the battery up to 80% for extending the battery life cycle.

Battery Life Cycle Extension: ‘Enabled’ means that the system will charge the battery up to 80% for extending the battery life cycle.

Lo bueno es que me pude mantener trabajando con esta batería hasta fines de año (2019). Era de esperarse que para entonces no durara la carga.

Lo malo es que en este tiempo olvidé que esta función existía y la había habilitado.

Me dispuse a cambiar de batería como parte del proyecto de rejuvenecimiento. Compré una batería en MercadoLibre con las especificaciones originales: 4400mAh. La foto mostraba una marca, así que supuse que era compatible, de marca. Al llegar, la batería no traía marca, era genérica. Esto me pareció sospechoso. Además, la batería sólo cargaba al 80%. Me pidió el vendedor ejecutar cuatro ciclos de carga para calibrar la batería. Esto me llamó la atención porque no lo había visto antes. Siguió cargando al 80% así que inicié un proceso de devolución. Al final de cuentas decidí no completar el proceso, pues 80% era mejor que nada.

Sin embargo, decidí buscar una mejor batería. Encontré algunas de vendedores europeos, por lo que el costo de traslado lo hacía prohibitivo (costo total muy arriba de 100 USD). Encontré una batería para laptop marca Duracell, con tienda en línea (¡sorpresa!) y a un precio accesible. Obviamente busqué y busqué para asegurarme de que la reputación de la página fuera buena. Todo pareció indicar que sí. Esto me permitiría confiar desde el principio en la calidad del producto. Además, la capacidad se ofrecía de 5200 mAh en lugar de 4400 mAh. De funcionar bien, me ofrecería también un pilón de carga.

Al instalarla, resulta que la batería Duracell también se cargaba sólo al 80%. ¡Trágame tierra! Fue entonces que busqué en el Setup y encontré una opción para extender la vida de la batería, cargándola sólo al 80%. La deshabilité y listo: ambas baterías se cargan al 100%. ¿Saben qué es lo más chistoso? Que el instructivo de la Duracell también sugería efectuar 4 ciclos completos de carga.

¡Qué oso si hubiera continuado con el proceso de devolución con la de MercadoLibre!

El caso es, que ahora tengo dos baterías. Una es más confiable y de mayor capacidad que la otra, pero las dos cargan al 100%. Ahora la laptop tiene entre 3 y 4 horas de carga. La verdad es que hice algunos gastos innecesarios; pude haber sabido mejor. El lado positivo es que si la laptop se mantiene con vida y sólo se le degrada o daña la batería, aún cuento con una batería para extender la vida de la laptop otro rato.

Ahora que recuerdo, debo intercambiar las baterías de vez en cuando para que no se desgaste la que he de almacenar. Y antes de almacenarla debo dejarla al 40%.

Siguiente parte: disco duro (primera parte): la gran diferencia de velocidad entre un disco de estado sólido y uno magnético para una laptop viejita.


Comentarios

Rejuveneciendo mi laptop: batería — 1 comentario

  1. Fíjate que, en mi caso, yo soy de los que siempre conecta la laptop a la luz. Me vale gorro la batería. Cuando he comprado «genéricas»; me han salido buenas (duran más de un año; a lo mejor dos) y no les pongo mucha atención.

    Bueno saber de los tips que mencionas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *