Crecimiento y declive de la comunidad

En el grupo de Facebook Gultij – Grupo de Usuarios de GNU/Linux de Tijuana, Gustavo pregunta lo siguiente. He traducido las citas que originalmente estaban en inglés.

Momentum de las comunidades del software libre:

Veo un post en los grupos de OpenSuSE que dice algo así como:

«Googleé grupos de usuarios de Linux en mi región y encontré que la mayoría de los sitios no han sido actualizados en años. ¿Comenzó a morir Linux mientras estuve ausente?»

Y una de las respuestas, que me pareció acertada:

«Sí, la comunidad es una sombra de lo que alguna vez fue. El Código Abierto y la tecnología ya no es tan padre y la nube es un enorme parásito adjuntado a la comunidad Open Source.»

Me parece acertada la última línea. ¿Se ha vuelto la comunidad FLOSS simplemente un producto / mercancía para los intereses de otras compañías o proyectos, mas allá de la temática filosófica? ¿Qué opinan?

Primero hay que detectar las falacias, y en la pregunta original hay una grave. No es lógico implicar “sitios de los GUL sin actualizar →  Linux comienza a morir”, esa es una conclusión un tanto melodramática.

Lo que sí es cierto es que la comunidad se ha transformado. No es que la comunidad venga a menos sino que se ha transformado gracias al surgimiento de otras fuentes de información centralizadas en la nube. Al tener un alcance mayor, es más fácil encontrar respuestas de mayor calidad en estos foros; es natural. En otras palabras, la comunidad global se ha fortalecido y algunas comunidades locales presentan declives.

El beneficio de los GUL locales es menor en apariencia pero sólo lo es en cuanto al GUL como fuente de información. Hay otros beneficios más difíciles de apreciar y Mario H. Cornejo los describe muy bien en la publicación Presentar en un grupo de usuarios de su blog Developeando.

Sin embargo, a pesar de este surgimiento de información centralizada, modificar nuestro consumo hacia la nube nos hace dependientes de la misma (y en consecuencia de E. U. A. y el dólar), en lugar de ejercer la libertad de nuestro propio cómputo. No estoy lanzando culpas: los costos y el mercado dirigen parte de este movimiento, pero la disculpa no elimina la realidad.

Hay que diferenciar audiencia de comunidad. Hay que diferenciar a quienes buscan en el grupo de usuarios como mera fuente de información (la audiencia, que consume el valor del grupo) de quienes aportan con trabajo, participación, código y contenido original (la comunidad, que genera el valor del grupo).

El perfil de la gente que genera valor es diferente del perfil de la gente que lo consume. No resulta sorpresivo que —salvo algunas excepciones— la mayoría de la gente que genera valor también está presente en el canal de IRC #gultij en la red Freenode.

He visto —en otros lugares— que la gente dice “¿cuándo es la siguiente presentación?” pero nadie dice “yo ofrezco este tema”. Eso no es comunidad, eso es audiencia. Con esto me refiero a que los sitios Web de los LUG no se actualizan solos; algún humano debe generar el contenido (de preferencia original, no sólo enlaces a blogs).

Al final del día, el éxito de los GUL depende únicamente de la gente. Si la gente no aporta con trabajo a un GUL, éste automáticamente se desvanece. Es muy fácil:

  • Si pocos trabajan para el GUL, la densidad de trabajo es muy alta y los frutos de la comunidad son bajos; los voluntarios se desmotivan y se van.
  • Aunque haya actividad, si no se da la apariencia de dicha actividad, los externos no la perciben (como ocurre en la pregunta original) y no participan; entonces el trabajo se mantiene concentrado en unos cuantos… y ver punto anterior.

En resumen, a la pregunta original —la que fue citada por Gustavo— yo contestaría: los grupos de usuarios de tu área comenzaron a morir debido a que estuviste ausente.


Comentarios

Crecimiento y declive de la comunidad — 1 comentario

  1. Disculpa que apenas responda ahora, me doy cuenta que dejé esta pestaña abierta desde hace…. Muuuuuucho tiempo 😐

    Para abundar en este tema, te sugiero echarle un ojo al capítulo que escribió Héctor Colina (de Venezuela) en el libro que coordinamos hace un par de años, “Construcción Colaborativa del Conocimiento” — http://seminario.edusol.info/seco3/pdf/seco3_cap5.pdf

    Te cito mi párrafo favorito del capítulo, que explica bastante por qué las “comunidades” aparentemente están de capa caída:

    «¿Qué es una comunidad? Debemos empezar por esta pregunta antes de extender el concepto al de comunidades de software libre.

    Para nosotros, una comunidad es un grupo de individuos con un fin común, objetivo tangible que los agrupa, que les motiva a seguir, a continuar. Al momento de alcanzar el objetivo común, la comunidad podría desaparecer por falta de dicho elemento de cohesión.»

    Entonces, si el motivo original de nacimiento de los LUGs fue dar visibilidad a Linux y hacer que sea considerado como una alternativa seria… ¿Qué sentido tendría que siguieran operando hoy? Por eso muchos han aparentemente “desertado” de los LUGs — Por éxito.

    Claro, lo que hace falta es ir resignificando a estas comunidades, dotarles de nuevas razones de ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *