Meme-tieron en un meme.

Resulta que a Stan se le ocurrió pasarme un meme —que para mí significa “sueño” o algo así— sobre mis películas favoritas. ¿Necesariamente deben ser 10? Intentaré. Aquí están, sin orden en particular, sólo como las fui recordando.

  • The Matrix. Al igual que Stan, esta película me fascinó. Esta película plantea una nueva teoría de la realidad que prácticamente no tiene falla. A veces me gustaría tomarme una pastilla roja, a veces una azul, y a veces me gustaría saber de qué color son las pastillas que me receta el médico. A diferencia de Stan, no la he visto tantas veces. Para aquellos que desean conocer un ejemplo de los efectos especiales de esta película, vean Matrix Pingpong.
  • Asesinos. Esta fue de las primeras películas de violencia que yo también tengo algo de psicópata (ademas de la pendejada del test psicológico).
  • Titanic. NOOOOOOT!!!!!!! Jaja, esta no es ni de mis favoritas, ni cuenta en la lista.
  • El Efecto Mariposa. El perfecto ejemplo de una película con filosofía, mensaje y el más puro de los amores: dejar ir algo que amas.
  • El Patrullero 777. El patrullero que todo mundo desea tener. Me gusta la comedia de Cantinflas. Cita: cuando al patrullero le toca recibir a un recién nacido dice “Ay! Se me hace que este va a ser policía, porque ya me mordió un dedo.”
  • Su Excelencia. Sí, otra vez Cantinflas. También, el político y diplomático que todos quisiéramos tener en nuestro país, y si no, lean el discurso que da cuando le toca dar el voto decisivo entre “los Verdes” y “los Colorados”.
  • Demolition man. Una película que muestra cómo dos bandos extremistas siempre resulta en tensión, como la hay actualmente entre Microsoft y yo. 😉 A final de cuentas, el equilibrio resulta ser lo mejor, y así lo dice John Spartan. La computación podría ser la excepción, ya que las máquinas no piensan. Esta película de mucha acción y algo de comedia (decía que Schwarzenegger había sido presidente de los E. U. A. y ya es el “Gobernator”) es una expresión perfecta del refrán mexicano “ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre”.
  • What the bleep do we know?. Una película tipo documental en la que se habla de la física cuántica y cómo se comienza a mezclar la física con nuestro funcionamiento humano para explicar algunas cosas que creemos que no tienen relación con la ciencia. Esta película es de pura filosofía, pero no es ficción, o al menos, no parece.
  • Antes del Amanecer. Esta película les parecerá rosa y aburrida a muchos, e incluso muchas), pero para mí es una de las mejores películas. Hay quienes piensan que es “cine de arte” y no estarían muy equivocados: un diálogo que va a lo largo de toda la película hace que muchos se aburran, pero la actuación tan natural la convierte en un deleite. Fue filmada en 1995 y dirigida por Richard Linklater. La ví en la televisión y no supe el título hasta como 2 años después.
  • Antes del Atardecer. Si estás pensando que es la secuela de la película anterior, ganaste. Fue filmada en el 2004, con los mismos actores, contemplándose y preguntándose qué hubiera pasado si las cosas hubieran sido diferentes. Ahora son más viejos, más maduros y lo reflejan en los diálogos —que ellos mismos, junto con Linklater escribieron —. La historia sucede, precisamente, nueve años después y sucede casi en tiempo real.
  • El Día de la Marmota. ¿Qué harías si te vieras atrapado en el mismo día de tu vida? Sin palabras, sólo véanla.

Y lanzo meme a:

Superkb modularizado

Justo antes de Navidad: el proyecto Superkb poco a poco toma forma. Acabo de subir algo de código a CVS. Algunas de las cosas que le hice son:

* Ya tiene un Makefile.
* Modularicé el prototipo (en superkb.c y main.c).
* Lo más importante es que tiene en lugar de tener la tecla “A” fija, ahora desde main.c uno puede enviar superkb_addkb() para añadir cualquier tecla con cualquier combinación de Shift, Alt, Ctrl, etc. y el comando al cual debe estar atado.

En el código, ahorita reproduje el funcionamiento del prototipo, en el que Super+A lanzaba /usr/bin/gedit, pero en lugar de estar “hard-coded”, ahora está usando superkb_addkb().

Felices fiestas!

El presente post es sólo para desearles a todos unas felices fiestas, excelentes vacaciones, deliciosa comida, grata compañía y todas aquellas cosas que uno siempre desea para su familia y amigos pero que nunca decimos.

Salud!!

Proyecto “Superkb”.

Ya tengo en Sourceforge el proyecto Superkb y su página. Está en inglés, y el objetivo es formalizar un poco más la idea que presenté sobre super_l.c

El proyecto está en etapa de planeación. Poco a poco irá tomando forma. Ahorita lo estoy modularizando para organizar el código de una mejor manera.

* Enlace al proyecto en SourceForge.
* Enlace a la página del proyecto.

Estará escrito en C. No quiero que me pase lo que con Beagle, que como no quiero instalar Mono, quedo expulsado. Es discriminación y elitismo.

Su dolar vale 3 pesetas.

Tenía suficiente tiempo antes de entrar al cine, así que decidimos jugar maquinitas. Como en el cine (el de Plaza Carrousel) no tenían fichas —caray, vender el Nestea a 18 pesos y no tener fichas para sus propias maquinitas!— nos fuimos a un costado del cine, donde también había maquinitas.

Las fichas costaban 3 pesos. Pedí 8. Pagué mis 24 pesos. Me dieron 8 _pesetas_. Mi hermana y yo jugamos unas carreras en un videojuego y, después de agotadas las fichas, quisimos seguir jugando. Fui a “comprar más fichas” o “conseguir más pesetas”. Saco 1 dólar y 6 pesos, esperando 6 pesetas, 4 + 2. La conversación fue (palabras más, palabras menos) así:

—… mejor dame de una vez las 6 pesetas.
—No, con esto te doy 5 pesetas.
—Por qué, si ahi hay 1 dólar y 6 pesos?
—Porque el dólar lo tomo a 10.50.
—Y? No quiero fichas, feréamelo por pesetas.
—No puedo hacerlo.
—Por qué no?
—Es parte del negocio.
—Y cuántas pesetas me vas a dar por 1 dólar?
—3 pesetas y 1.50 de cambio.
—Oye, pero fuera de ofensa, una cosa son negocios y otra cosa son chingaderas, jajaja.

Un tipo que estaba detrás de la caja lo defendió, diciendo que no lo podía hacer, se disculparon y todo, pero que no lo podían hacer. Dí las gracias y me fui. Hasta eso que no se portaron sangrones.

Pero regresé, y ya no estaba el tipo aquel, sino el que lo defendió en la primera ocasión, y le pregunté:
—O sea que si yo vengo pero sin saber que vendes pesetas y te llego con 4 pesetas y te quiero comprar fichas, me vas a dar 3 pesetas?
—No sé, esa es bronca del otro cuate.

Ah…

Es la primera vez que veo que el dólar se devalúe.